Noticias‎ > ‎

Cyberday "a la chilena" desafía al retail y abre grandes oportunidades a las pymes en beneficio de los consumidores

publicado a la‎(s)‎ 28 may. 2018 5:34 por Nathalie Massis   [ actualizado el 28 may. 2018 8:34 por Rodrigo Duque ]

El evento que se realiza desde 2011 este año registraría ventas superiores a los USD 180 millones con la participación oficial de 216 comercios. Sin embargo, son varias las empresas que se sumarán a la jornada de 3 días con ofertas especiales, dando la oportunidad a los actores más pequeños de competir directamente con grandes multitiendas.

“Aunque han pasado varios años desde comenzamos a replicar el Cyberday, tanto en mayo como el famoso CyberMonday de noviembre, previo a la Navidad, las innovaciones tecnológicas que han hecho los grandes actores no han tenido un impacto relevante en la experiencia del cliente. El retail está al debe y hoy los consumidores, que tienen acceso al mercado global a través de internet, no están dispuestos a esperarlos”.

Así resume, Oliver Hartley, experto en Cloud Computing y Ciberseguridad y Digital Evangelist de la empresa tecnológica Soluciones Orión, el desafío que tienen este año los actores más importantes del comercio en Chile ante una nueva versión del Cyberday. “Gracias a la tecnología, la participación en estos eventos, antes sólo reservado para las grandes empresas, hoy se está haciendo más democrática y eso es un cambio cultural importante”, apunta.

Hartley, quien ha trabajo en importantes proyectos de implementación tecnológica y de seguridad de los datos con empresas de diversos países de América Latina, recalca que “pese a que hoy en Chile contamos con las mismas soluciones y herramientas tecnológicas que tienen las empresas que participan en los Cyberday de Estados Unidos, Europa y el mercado asiático, a nivel de gestión estamos a años luz de que los clientes tengamos una experiencia de compra similar. Tenemos un ‘Cyberday a la chilena’, donde te advierten que las páginas se van a caer y que la única solución es esperar. Hacemos fila para comprar online”.

Si bien las grandes empresas han realizado innovaciones e inversiones importantes, sus plataformas tecnológicas son complejas de mover a la nube, que hoy es la herramienta más usada por los comercios más grandes e importantes del mundo. Ello representa una gran oportunidad para las pymes que en su mayoría tienen su infraestructura tecnológica en la nube, haciéndolas más ágiles, eficientes y seguras.

“Gracias al Cloud Computing las pymes hoy tienen acceso a soluciones robustas para montar sus tiendas online y absorber la demanda que se genera sobre ellas en eventos como éste. Pueden crecer al infinito durante la duración del evento, con casi cero riesgo de ‘caídas del sistema’ y pagar sólo por lo que usan Además se pueden integrar rápidamente con cualquier sistema de pago seguro, por lo que la protección de los datos está en manos de las empresas proveedores, que cuentan con especialistas en ello”, precisa Hartley, quien tiene casi 20 años de experiencia en innovación tecnológica.

Hoy el Cloud Computing le da a las pymes la oportunidad de abrir por tres días el símil a una tienda física en cualquier mall del país de la mano de grandes marcas como Google, Amazon Web Services y Microsoft, los tres actores más importantes del mercado internacional y también del chileno. La competencia genera calidad y eso hace que los consumidores sean los principales beneficiados.

La llegada de Amazon y la posibilidad que ahora tienen los chilenos de acceder a gran parte de los productos de su tienda a precios muy competitivos también marcará, a juicio del experto, una gran diferencia en cuanto a las demandas de los consumidores.

“El cliente digital tiene acceso a una oferta global. Muchos chilenos que están comprando en Amazon reciben sus productos antes de lo que muchas veces entregan las multitiendas, que también han invertido poco en soluciones logísticas más eficientes, como el caso de startups como SimpliRoute, que optimizan al máximo todos los recursos y el tiempo de entrega. Hoy la innovación no necesariamente tiene que generarse dentro de la empresa. La Transformación Digital necesaria para mantener la competitividad muchas veces viene de la mano de la asociación con especialistas en áreas específicas y ahí el ecosistema de Startups que hay en Chile puede jugar un rol fundamental”, explica Hartley.

¿Qué pasa con la Seguridad de la Información?

En términos de Ciberseguridad, Héctor González, Arquitecto Senior de Seguridad, además de las recomendaciones que se entregan año a año, como fijarse bien en la URL de compra, no entregar datos telefónicamente ni a través de chats, las buenas prácticas para tener una buena experiencia de compra deben ser siempre las mismas: evitar comprar usando redes públicas, usar un dispositivo propio pues las claves de acceso al banco, los números de tarjetas de crédito y otros datos personales pueden quedar almacenados sin ningún tipo de resguardo.

“Lo ideal es crear una cuenta en el comercio donde se realizará la compra, usar un computador o teléfono propio para hacerlo y usar los canales de soporte establecidos por las tiendas para resolver cualquier inconveniente sobre todo al momento de la transacción. Muchos bancos también dan la opción de crear una tarjeta de crédito virtual con cupo limitado, lo que resulta una excelente alternativa. Si bien la mayoría de los sitios están integrados con métodos de pago seguro, también este evento representa un desafío para la banca, que registra un mayor número de transacciones online en un periodo acotado de tiempo. Por eso revisar la cuenta y verificar la compra es una buena forma también de evitar cobros duplicados y asegurarse que efectivamente el pago se hizo correctamente”, detalla González.

Recomendaciones generales:

  1. Ingresar a los sitios de pago, directamente desde las páginas del oferente. Es decir, navegando en el sitio de la tienda, seleccionar el productos e ir a la sección de pago o carrito de compra. Esto asegura que estamos ingresando a un sitio bajo el control de la misma tienda.

  2. Nunca ingresar a las secciones de pago directamente desde un link publicitario o de correo electrónico. Una tienda nunca te enviará directamente al sitio de pago, sin pasar previamente por la página del producto.

  3. Evitar realizar transacciones desde equipos que no usas solo tu, como Cibercafés, centros de internet, bibliotecas, universidades, etc.

  4. Evita las conexiones de Wi-Fi públicas y prefiere las redes que sean conocidas. Las WI-FI como WI-FI gratis, WI-FI paradero 13, WI-FI Aeropuerto, WI-FI Free, son normalmente redes intervenidas.

  5. Valida que el proceso de pago exista, como WebPay, donde existan validaciones de identidad de por medio. Desconfía si estas pagando y con dos clic ya estás confirmando la transacción.

  6. Valida que las URL comiencen con https y revisa que la página cuente con un candado verde al lado izquierdo de la dirección. Esto asegura que los datos viajan encriptados por la red, evitando que sean legibles ante una intercepción del tráfico.

  7. Evita tener las mismas credenciales para todo. Tu correo electrónico, redes sociales y claves de sistemas deberían ser diferentes entre sí. Las credenciales bancarias siempre deberían ser diferentes a las demás.

  8. Evita el uso de credenciales de tu banco simples o fáciles de adivinar, cómo usar tu mismo rut, fecha de cumpleaños, tu nombre, 123456, qwerty.

  9. Utiliza una sola tarjeta de crédito para todas tus transacciones en línea y monitorea los movimientos en tu banco. Si tienes más de una tarjeta, usar solo una reduce las consecuencias de un fraude. 

  10. Consulta con tu banco si cuenta con aplicaciones móviles del tipo Digital Wallet, que te pueden informar oportunamente de transacciones que se realizan con tus tarjetas. 

  11. Consulta con tu banco por una tarjeta de crédito virtual con cupo limitado.