Home‎ > ‎ColumnasDigitalEvangelist‎ > ‎

Desafíos de la nube para el 2018: Más allá del lift and shift

publicado a la‎(s)‎ 17 ago. 2017 8:49 por Nathalie Massis   [ actualizado el 17 ago. 2017 8:51 ]
Por Oliver Hartley 

Si hace algunos años la pregunta clave dentro de una empresa era decidir si moverse o no a la nube, hoy la respuesta está a la vista. No hay duda de los beneficios de la nube, casi un 70% de las empresas en el mundo tiene alguno de sus procesos ligados a él, pero ahora que esta primera etapa está cerrándose, se abre lo que algunos llaman la Segunda Ola de la Nube, que supone grandes desafíos para todos los actores.

En este punto, considero importante distinguir lo que está pasando en dos ejes.

Para el mundo SasS esperamos que todo lo que son aplicaciones y su uso en la nube siga aumentando exponencialmente, y su adopción sea cada día más rápida. Los temores iniciales desaparecieron, hoy su uso es masivo y ahora solo falta aumentar su penetración.

Y no estamos hablando necesariamente de apps ligadas a las grandes marcas, pues las Start Ups seguirán jugando un rol clave. Cada día veremos más y mejores aplicaciones disruptivas en distintos mercados y nichos. Uber, Spotify, AirBNB, Netflix son pioneras, pero vendrán muchas otra a revolucionar diversas verticales.
En el mundo IaaS para las empresas, el primer paso fue tomar la infraestructura física y llevarla a la nube -más conocido como lift&shift -, lo que en sus comienzos sólo consistió en subir sistemas satelitales, que estaban alrededor del core del negocio para mejorar sus procesos.



Hoy la experiencia con nuestros clientes en Perú nos dice que este paso por sí solo podría ser más eficiente, por lo que ahora todo se está moviendo hacia el mundo serverless -una tecnología ya madura y que es la principal oferta de la nube hoy, y que al mismo tiempo es más económica. Ya no es el mundo sólo los servidores, sino también de los microservicios, donde la capa más operativa de las máquinas, no serán competencia de las empresas en términos físicos, sino de los servicios cloud.

Una vez dado este primer paso, es relevante tener a la vista los grandes beneficios del Machine Learning: un tipo de Inteligencia Artificial (IA) que da a las computadoras la capacidad de aprender sin ser programadas de forma explícita. Hay que partir desmitificando por completo que se trate de una tecnología que casi bordea en la ciencia ficción. Hoy muchas empresas e instituciones públicas chilenas de todos los tamaños están usándolo dentro de sus procesos.
El Machine Learning no es una tecnología del futuro. Es una solución disponible hoy que permite dar una mirada a la data de forma más independiente de lo que puede hacer una persona o el departamento TI de una compañía, y sacar el máximo provecho al menor costo y con menos dolores de cabeza.

Con estos elementos, las empresas están día a día optimizando más sus recursos, para obtener mayor flexibilidad, menores costos y sobre todo más agilidad. Es decir, lo que en Chile conocemos más por menos es hoy el verdadero foco de un proceso de transformación digital diseñado para convertirse en un habilitador de negocios.

Esta transformación, si se hace de la mano de un buen aliado tecnológico, que tenga una mirada 360º, que ponga a disposición de las empresas las soluciones líderes del mercado y a la vez servicios gestionados que mejoren su experiencia, trae consigo un conjunto de cambios en todos los procesos permiten a toda la empresa ser más innovadora y disruptiva, usando herramientas ya existentes o especialmente diseñadas para romper las barreras que pueden significar el estancamiento de su negocio. Ése es hoy el principal desafío del mundo cloud.

Con estas cartas sobre la mesa, vemos que los grandes proveedores tienen cada día una mayor oferta de soluciones y a bajos costos, ante lo cual necesitan de alianzas estratégicas con partners locales que juegan un rol integrador clave, pues les permite estar cerca de los clientes, acercarse a ellos, conocer de cerca sus problemas, mejorar la experiencia de usuario, fidelizar y hacer que completen su “Journey to the cloud” junto a ellos.