Home‎ > ‎Columnas‎ > ‎

¿Cuál es el real impacto de la Transformación Digital en el futuro de una empresa?

publicado a la‎(s)‎ 10 abr. 2018 7:14 por Nathalie Massis   [ actualizado el 10 abr. 2018 7:18 ]


No hay dos voces en todas las industrias, respecto a la importancia que tendrá la Transformación Digital y sobre todo su velocidad y penetración dentro de las empresas en el éxito que las compañías en el corto plazo. Hoy no sólo cambiaron los clientes y la forma de relacionarse con las empresas. El cambio más vertiginoso se está produciendo en la forma en que las compañías están compitiendo.


La llegada de modelos de negocios como Amazon Go, una tienda sin cajeros, y la posibilidad de que Amazon.com llegue a América Latina tiene a preocupados ocupados a los grandes actores del retail en toda la región, quienes han acelerado su automatización de procesos y han invertido en innovación, buscando ser más eficientes y mitigar el impacto que podría tener este cambio en su negocio.

Hoy las empresas requieren ser más ágiles, flexibles y rápidas para adaptarse a los cambios, no importa el tamaño de la compañía, cuánto facture anualmente o cuál es la industria a la que se dedica. Y esa posibilidad de adaptación está dada principalmente por su capacidad de evolucionar digitalmente.

Esto no quiere decir que baste con automatizar algunos procesos, utilizar Inteligencia Artificial o hacer análisis avanzados de los datos que día a día recopilan los distintos departamentos para obtener el máximo valor de ellos.

Una verdadera transformación digital, con un real impacto en el negocio, implica diseñar un roadmap que no dependa del departamento de TI, sino que sea un plan estratégico donde un líder que depende directamente del CEO o gerente general -con presupuesto y equipo propio- diseñe, implemente, gestione y evalúe cada uno de los pasos propuestos para lograr los objetivos definidos como estratégicos por los ejecutivos responsables por los resultados finales de cada empresa.

A diario cientos de millones de personas en todo el mundo -en especial las nuevas generaciones- usan teléfonos inteligentes y otros dispositivos digitales para comunicarse, comprar y vender, aprender y entretenerse, pero muchas compañías aún no asumen esta realidad. Deben ponerse al día, pero muchas no han realizado o ni siquiera tienen contemplado realizar inversiones críticas en Transformación Digital para adaptarse a las necesidades de sus clientes.

Pese a que en la región hemos avanzado rápidamente en penetración de internet y smartphones, según el último estudio de McKinsey “Digital Impact Chile 2017”, América Latina tiene un gran desafío por delante a la hora de adoptar nuevos canales de comunicación con el cliente, como por ejemplo las transacciones online, donde el listado lo encabezan México (68%), Brasil (65%), Argentina (56%) y Chile (50%), muy lejos del 85% y más que muestran países como Estados Unidos, Reino Unido y Australia.

Las industrias más atrasadas en su digitalización son precisamente aquellas que representa el mayor porcentaje del PBI de la región: Transporte y Bodegaje; Servicios Públicos, Agroindustria y la Construcción. Es allí donde convergen la mayor necesidad de transformación con el mayor potencial de evolución gracias a la Inteligencia Artificial, el Big Data, el Internet de las Cosas, la impresión 3D y la realidad aumentada entre otras.

A modo de ejemplo, en Chile -regularmente considerado como el país mejor aspectado en avances tecnológicos en la región- este mismo estudio de McKinsey indica que los trabajadores pasan el 49% de su tiempo realizando tareas con un alto potencial de automatización, siendo las empresas que podrían obtener mayor valor a partir de un impulso de su digitalización interna las que están dedicadas a la Manufactura y la Industria de Alimentos.

La misma investigación plantea que una mayor digitalización puede acelerar el crecimiento del PIB chileno en 0,7% anual, un porcentaje más que relevante considerando que la proyección del FMI para Chile en 2018 es de sólo 2,5%.

Si lo ampliamos a Latinoamérica el escenario es devastador: si no nos involucramos en la tarea de la digitalización y automatización de los procesos productivos, el crecimiento económico esperado de la región en los próximos 15 años será un 50% inferior al del resto del mundo.

Con estos datos a la vista, cabe preguntar ¿Cuál es y quiénes conocen la estrategia de transformación digital de mi empresa? Si ya tenemos un plan, es ahora de acelerarlo y en el caso de no tenerlo, el consejo es asesorarse por expertos e implementar los cambios necesarios antes de que la obsolescencia sepulte cualquier esfuerzo ya realizado.



Pablo Massis
Director Regional de Orión Labs


Ingeniero Civil Industrial de la Universidad Diego Portales, post titulado en estrategia, sistemas integrados de gestión, liderazgo y cambio organizacional. Con más de 15 años de experiencia consultiva en el área de procesos, estrategia y sistemas de información. Profesor de postgrado en Balanced Scorecard de la universidad de Chile. Ha asesorado empresas como VTR, Ascensores Schindler, Good Year, Hoteles Explora entre otras.